Ser músico, el miedo a ser juzgado | miguel galdón
4350
post-template-default,single,single-post,postid-4350,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Ser músico, el miedo a ser juzgado

ser-músico-miedo-ser-juzgado

Ser músico, el miedo a ser juzgado

Si te dedicas a esto de la música, ya sea como profesional o por afición, te habrás dado cuenta que los músicos nos exponemos constantemente a las opiniones de los demás.

Da igual que sea el profesor, los compañeros o el público que viene a vernos a los conciertos, el caso es que estamos siempre en el punto de mira, o eso creemos.

¿Por qué juzgamos?

Parece mentira que, siendo músicos, no seamos conscientes del esfuerzo y sacrificio que supone tocar cualquier instrumento, preparar un recital o tocar un concierto como solista. ¿No os ha pasado eso de ir a un concierto a ver cómo lo hace Pepito? ¿Y no habéis pensado que quizá sería mejor ir a un concierto para disfrutar de la interpretación de Fulanito?

Es un matiz muy sutil, pero la predisposición a disfrutar de la música hace que nos lo pasemos mejor en un concierto, al menos eso es lo que me ocurre a mí. Quizá por eso los músicos no vamos a los conciertos

Una cosa es ser exigente y otra muy distinta ser crítico. Cuando uno es exigente busca constantemente la forma de mejorar, de aprender, de conseguir sus metas. En cambio, las personas críticas son las que, en muchas ocasiones, no tratan de aportar valor con sus comentarios sino que manifiestan una opinión, sin tener en cuenta el esfuerzo que hay detrás de un concierto. ¿Acaso no recuerdan lo que cuesta preparar un concierto?

miedo-a-ser-juzgado-musica

7-claves-del-marketing-musical-Portada-Ebook

DESCARGA AHORA 7 CLAVES DEL MARKETING MUSICAL GRATIS

Ser juzgado y el miedo escénico

Hay muchos tipos de miedo escénico y no todos tienen por qué venir determinados por los estímulos externos, pero estoy convencido que el miedo a ser juzgado es el responsable de numerosas crisis de ansiedad entre los músicos. ¿Tú qué opinas?

El qué dirán ocupa una gran parte de nuestros pensamientos y nos distrae de lo más importante, disfrutar con nuestra interpretación.

Juzgar y ser juzgado. Cuánto nos gusta una y cuán poco nos gusta la otra.

También en las redes sociales

Efectivamente. Esa actitud crítica también se traslada a las redes sociales.

Conozco músicos que les da cierto reparo hacer un uso profesional de las redes sociales, e incluso de crear un blog por el miedo a ser juzgado negativamente por ello.

Internet nos ofrece a los músicos muchas herramientas para promocionar y distribuir nuestra música y nuestros conciertos y hay que aprender a utilizar estos recursos en beneficio propio.

Esa es la clave. Aprender a utilizar los recursos.

 


La próxima semana te voy a enseñar una regla básica para promocionarte en las redes sociales. Tranquilo, no te van a juzgar por ello, si sigues esta regla ni siquiera pensarán que te estás promocionando…

¿Quieres ser el primero en conocerla? Suscríbete a mi blog en la parte superior derecha de la página.

Te espero la próxima semana. Si tienes cualquier pregunta o sugerencia, no dudes en dejar un comentario y trataré de ayudarte.

Miguel Galdón
miguel.galdon.perez@gmail.com

Soy una persona inquieta, en busca de nuevos retos y proyectos que me ayuden a desarrollarme como profesional. ¿Charlamos?

2 Comments
  • Principio de Pareto y su aplicación a la promoción musical - miguel galdónmiguel galdón
    Posted at 10:01h, 09 noviembre Responder

    […] te prometí la semana pasada, esta regla del 80/20 va a ayudarte a promocionarte de una manera más efectiva a través de las […]

  • Denitsa Zdravkova
    Posted at 02:17h, 01 septiembre Responder

    He visto este artículo en el perfil de una amiga mía y lo he compartido porque creo que es muy importante.
    El hecho de que tengamos miedo por cada una de las notas y sobre todo los pizzicatos. A ver si salen juntos,a ver si no han salido quien es el culpable…a ver las notas largas si están bien afinadas….
    Todos sabemos el gran esfuerzo que supone tocar en grupo y no sólo esto,faltaba más -juzgar nos uno a otro. Perdonad pero estos momentos deben de estar fuera del trabajo profesional o si no-parecemos una guardería donde uno se enfada con el otro porque no les han sonado las notas juntas. Esto es ridículo. Y tienen razón en vez de disfrutar de la música estamos jugando a profes y estudiantes.
    Lo peor de todo es que hay gente que consiga meter miedo y culpabilidad a los demás. Y esto ya no es un juego sino una táctica de subirse al pedestal y decir Yo soy el mejor (ya que los demás están ya metidos en sus pensamientos de culpabilidad. En algunos libros hay una definición para esto y se llama enfermedad!
    En fin. Menos juzgar y más tocar con compasión y buscar lo bueno de todo.✌

Post A Comment