Cómo lograr tus propósitos musicales en 2018

Propósitos Musicales para el 2018

Cómo lograr tus propósitos musicales en 2018

Termina un nuevo año. Es hora de hacer valoración y de escribir nuestros propósitos musicales para el año que entra.

Esto se repite cada año y, probablemente, cuando echas la vista atrás te das cuenta de que siempre sucede lo mismo. Comenzamos el año con muy buenos propósitos, pero algunos días después (o semanas, en el mejor de los casos), nos hemos desinflado como un globo en nuestros propósitos y volvemos a nuestra rutina anterior.

¿Sabías eso de que hacen falta 21 días de práctica ininterrumpida para adquirir un nuevo hábito?

En 1887, William James, considerado el padre de la psicología científica, escribió un artículo titulado “El hábito” en el que hacía hincapié en la enorme plasticidad del cerebro humano y estableció que eran necesarios 21 días para crear un nuevo hábito.

Ya en la década de los ’60 del siglo XX, el cirujano Maxwell Matz, describió que sus pacientes tardaban 21 días en acostumbrarse a su nuevo aspecto. Este ciclo de 21 días se empezó a utilizar como base para muchos métodos y estrategias de crecimiento personal.

¿No te parece un poco optimista?

Así es. Un estudio más reciente de Jane Wardle, del University College de Londres, publicado en European Journal of Social Psychology, afirma que para convertir un nuevo objetivo o actividad en algo automático, de tal forma que no tengamos que tirar de fuerza de voluntad, necesitamos 66 días.

En realidad, nos da igual que sean 21 que 66, lo más importante es que nuestro cerebro es capaz de aprender, de cambiar hábitos y establecer nuevas conexiones neuronales. Es cuestión de práctica, como la música.

¡Aprende a promocionar tu proyecto musical!

ebook-marketing-musical

7 claves del marketing musical

Descarga GRATIS ahora mi ebook 7 claves del marketing musical y descubre cómo promocionar tu proyecto musical.

user
envelope

¿Cuáles son tus propósitos musicales para 2018?

Voy a contarte algunos métodos que nos ayudarán -me incluyo porque también los voy a utilizar para conseguir mis propósitos-, a lograr modificar esos hábitos negativos que todos tenemos por unos más saludables.

Y toma nota porque en este primer párrafo está el primer consejo: modificar unos hábitos por otros. No intentes crear hábitos de cero o destruir los que ya tienes. Aprovecha tus rutinas actuales para mejorarlas o modificarlas, e incorpora esos aspectos que necesitas desarrollar.

Ya hemos visto que hace falta constancia para cambiar nuestros hábitos, y aunque lo que te voy a contar parece muy simple, tiene un poder tan grande que es imprescindible que aparezca en estas líneas. Se trata del método de Jerry Seinfeld.

Prepara un calendario de proporciones generosas y colócalo en una pared que, inevitablemente, vayas a ver cada día. Marca con una gran equis, y con un color vivo, el primer día que hagas tu nuevo hábito, y repite esta acción cada día, justo después de realizar el hábito, para crear una cadena. Si un día fallas, colorea con otro color todo el cuadro y comienza de nuevo la cadena.

Esta sencilla acción te “obligará” a seguir adelante con tu nuevo hábito cada vez que veas el calendario y te motivará ver cómo la cadena se va haciendo más y más grande. Al final no querrás romperla y conseguirás implementar un nuevo hábito en tu vida.

Una vez tengas el calendario gigante en la pared de tu habitación, te darás cuenta de que con una gran equis en cada uno de los días no tendrás hueco para nada más. Ahí entra en juego otro aspecto importante: practica un solo cambio a la vez.

No intentes cambiar cinco cosas a la vez, céntrate en una y consíguela. Además, intenta que tus cambios sean muy pequeños y muy concretos, que sean fácilmente visibles para ti.

Cambiar nuestros hábitos y desarrollar nuevos propósitos es una tarea que requiere constancia, paciencia y perseverancia. Plantéate cambios que realmente te apetezca hacer. La fuente de motivación que determina nuestra voluntad es casi inagotable, y estoy seguro que utilizando el método de Jerry Seinfeld y el resto de herramientas que he compartido en este artículo, conseguirás que el 2018 sea un buen año de crecimiento personal y profesional.

Y recuerda darte recompensas por lograr tus propósitos y cambiar hábitos. Darse un capricho cuando uno hace lo que se propone es la mejor manera de mantener el optimismo y la iniciativa por seguir creciendo.

Y tú, ¿ya has escrito tus propósitos para el año 2018? ¿qué es lo que te gustaría conseguir?

Compártelo en un comentario. Decir tus propósitos a otras personas también te ayudará a no querer defraudar a tu palabra. 😉 ¡Aquí van los míos!

Propósitos 2018 de Miguel Galdón:

  • Pasar más tiempo con mi familia y amigos.
  • Continuar practicando yoga y jugando al padel.
  • Desarrollar mi marca personal.
  • Aprender a delegar, para que mi proyecto Innova Música siga creciendo.
  • Ayudar a músicos y emprendedores culturales a desarrollar sus proyectos.
  • Viajar a sitios nuevos.

Además de los propósitos, he desarrollado acciones concretas para lograr cada uno de ellos. Esto me permite concretar y hacer más realizable cada uno de los objetivos de este nuevo año.

¡Espero leer tus propósitos para 2018 en los comentarios!

Miguel Galdón
miguel.galdon.perez@gmail.com

Soy una persona inquieta, en busca de nuevos retos y proyectos que me ayuden a desarrollarme como profesional. ¿Charlamos?

No Comments

Post A Comment