Lo que cuesta a un músico preparar un concierto | miguel galdón
3522
post-template-default,single,single-post,postid-3522,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Lo que cuesta a un músico preparar un concierto

Lo que cuesta a un músico preparar un concierto

Este artículo va dirigido a ti, estimado músico que me lees, pero sobretodo va dirigido a ellos, a los que todavía no valoran nuestro trabajo, no saben el esfuerzo que requiere preparar un concierto y los sacrificios que hacemos en nuestro día a día.

Un concierto es el resultado del esfuerzo de un gran número de personas, desde el equipo de marketing hasta los músicos, pasando por personal técnico, acomodadores, administrativos…

El público no tiene que saber absolutamente todo lo que hay detrás de un concierto o de un espectáculo cualquiera, pero tenemos que conseguir que empiecen a entender el esfuerzo que conlleva subir a un escenario.

Preparando un concierto

Una orquesta sinfónica profesional prepara, habitualmente, un concierto diferente cada semana y se suele repetir dos o tres veces.

7-claves-del-marketing-musical-Portada-Ebook

DESCARGA AHORA 7 CLAVES DEL MARKETING MUSICAL GRATIS

Pero, ¿cuánto cuesta a un músico preparar un concierto?

Estudio personal

Todo empieza en el estudio individual de cada uno de los músicos. Según la teoría de Malcolm Gladwell, expuesta en su libro Outliers, son necesarias 10.000 horas de práctica para llegar a ser un experto en una actividad. En el caso de los músicos, 10.000 horas de estudio para dominar la técnica del instrumento, aunque está claro que cada uno tiene un ritmo de aprendizaje diferente y no todo el mundo necesita el mismo tiempo, como orientación no está nada mal.

Quizá te preguntes, ¿para dar un concierto son necesarias las 10.000 horas de estudio?

Para llegar a dominar un instrumento musical hay que dedicarle muchas horas de práctica. No sé si serán necesarias 10.000 o bastará con 8.723, pero desde luego los músicos dedicamos gran parte de nuestra vida al estudio de nuestro instrumento con el fin de expresar y comunicar aquello que los compositores escriben.

Una vez aclarado que un músico necesita mucho tiempo para dominar un solo instrumento, llega la hora de estudiarse la partitura para el concierto en cuestión.

Dependiendo de la dificultad de las piezas, de la rapidez del músico en el aprendizaje de la música, de la experiencia profesional o del interés de cada uno, la cantidad de tiempo necesario para la preparación de un concierto varía considerablemente, así que no estableceremos ninguna medida concreta.

Ensayos de orquesta

Un concierto sinfónico es una actividad que llevan a cabo muchos músicos a la vez y, por tanto, es necesario que se realicen ensayos juntos. El director de orquesta es el responsable de coordinar a todos los músicos y de crear una interpretación conjunta entre todos.

Las orquestas profesionales españolas dedican aproximadamente entre 12 y 15 horas a los ensayos de orquesta para preparar un concierto.

Durante este tiempo se unifican criterios interpretativos, se da forma a las piezas musicales, se trabaja la expresividad y musicalidad de los diferentes pasajes, se crean ambientes sonoros…

Ensayo general

Ya está casi todo preparado. Ya se ha trabajado todo lo necesario para que el concierto sea un éxito, pero antes de exponernos al público hacemos el ensayo general. Se trata de un último ensayo en el que se interpreta todo el repertorio sin parar, salvo que el director encuentre algún detalle que todavía se puede mejorar.

Su duración es poco mayor a la del concierto y en ocasiones hay público invitado para conseguir el extra de motivación que aporta dicho público en los conciertos.

Concierto

Llega el momento de disfrutar con la música y de hacer disfrutar a los espectadores. La concentración es máxima a lo largo del concierto para que todo salga como se ha preparado.


Es mucho el trabajo necesario para ofrecer un buen concierto, aunque el público muchas veces no lo percibe. Y hoy solamente te he hablado de lo que hacen los músicos, pero hay mucho más…

Es nuestro deber como músicos valorar nuestro trabajo y hacer que los espectadores también lo valoren. Sin ellos no existiríamos, y posiblemente ellos sin la música tampoco.

Si quieres que tu trabajo se valore y te ha gustado el artículo, compártelo.

 

Miguel Galdón
miguel.galdon.perez@gmail.com

Soy una persona inquieta, en busca de nuevos retos y proyectos que me ayuden a desarrollarme como profesional. ¿Charlamos?

8 Comments
  • Gran Pausa
    Posted at 21:20h, 16 febrero Responder

    Muy buen artículo. Es muy duro el trabajo que conlleva preparar cualquier actuación, por pequeña que sea. Hace unos años estaba junto a mi profesora tras un concierto, hablando con un espectador que nos decía lo bonito que tenía que ser estudiar esto… Nunca olvidaré lo que mi profesora contestó “No es precisamente bonito trabajar en ello, es muy duro. El que está fuera lo disfruta, pero el que está dentro lo sufre mucho. Sin embargo, la satisfacción del trabajo bien hecho y el reconocimiento lo compensa todo”

  • aficionado
    Posted at 14:24h, 18 febrero Responder

    Os reconozco todos vuestros méritos pero por poner alguna opinión, diré que para los profesionales está compensado casi todo ese esfuerzo con la nómina, estamos hablando de profesionales, también lo pasan mal los mineros, los basureros, los profesores, en fin todo el que trabaja, pero dentro de los músicos hay un colectivo más meritorio y es el de los aficionados que hacen algo parecido a los profesionales pero desinteresadamente, en fin sigo reconociendo vuestros méritos pero también hay que mirar hacia atrás un poco

  • Pianista
    Posted at 15:17h, 18 febrero Responder

    Con la leve diferencia que un basurero, un minero o un profesor, en general tienen un sueldo fijo con vacaciones, antigüedad, aguinaldo, prestaciones sociales, seguro de desempleo, posibilidad de hacer huelga si sus reclamos no son oídos. Un músico, si se cancela un concierto por causas ajenas a su voluntad, tiene cero compensación (excepto el 5% que haya firmado un contrato).

  • Mario
    Posted at 04:11h, 19 febrero Responder

    Yo he visto en otras partes como las orquestas se seccionan para sus ensayos. Por ejemplo, en una salita se reúnen solo maderas, en otra solo metales. No sé cómo será acá.

  • Ana
    Posted at 10:51h, 20 febrero Responder

    Hola Miguel:

    Muy buen artículo. Con tu permiso comparto la última entrada de mi blog, en la que hago ver además, el reto que puede suponer todo ese trabajo previo del que hablas, en el caso de tratarse de un concierto con alumnado, por ejemplo, el realizado por nuestro centro con motivo de carnaval. Espero que sirva para abrir aún más el objetivo y la perspectiva y conseguir entre todos dar a conocer esa parte de nuestro trabajo que queda oculta.
    Un saludo.
    http://posturasanaconser.blogspot.com.es/2015/02/el-secreto-del-exito-del-concierto-de.html

  • Hector
    Posted at 22:04h, 20 febrero Responder

    TODO MUY LINDO
    Peroo Tambien es importante que te paguen

  • Lucas
    Posted at 23:46h, 22 febrero Responder

    El problema del arte lamentablemente es el bajo nivel cultural general de la población por eso está tan desmerecido, es como el cuento “el verdadero valor del anillo” si las artes la sociedad seria un caos. El arte cumple un rol en la sociedad más importante de lo que muchos imaginan. Y ojalá se reconociera mucho mas no solo en lo económico a cada artista. Agradezco a todos los que hacen algún tipo de arte, sin su aporte la vida seria muy difícil…

  • Lo que cuesta a un músico preparar un concierto | La música y yo
    Posted at 18:03h, 26 febrero Responder

    […] Artículo sacado de: www.miguelgaldon.com […]

Post A Comment