¡Deja de estudiar música!

Estudiar Música

¡Deja de estudiar música!

No, no me he vuelto loco.

Estudiar música es algo que todo el mundo debería hacer, aunque la LOMCE diga lo contrario, pero también hay que saber que dedicarse profesionalmente a la música es otra cosa.

Desde pequeños soñamos con ser artistas, astronautas, deportistas, pero poco a poco, nos vamos conformando con tener un sueldo fijo, una vida rutinaria…

Este artículo va dedicado a todos aquellos que viven una realidad que no existe, a aquellos que no ven (o no quieren ver) lo que pasa a su alrededor y, sobretodo, a aquellos que no valoran la profesión del músico.

Para aclarar lo que es y lo que no es la profesión de músico, me voy a permitir darte estos pequeños consejos:

8 razones para dejar de estudiar música

  • Si crees que vas a terminar tus estudios y vas a poder vivir la vida sin volver a estudiar, deja de estudiar música.

Dedicarse profesionalmente a la música requiere de horas y horas de estudio y una fuerza de voluntad enorme. Precisamente, cuando terminas tus estudios reglados es cuando comienza la verdadera carrera musical, cuando te vas a tener que buscar la vida para conseguir un empleo, cuando más tiempo vas a dedicar a mejorar porque sabes que si no eres el mejor, no ganas una plaza. Y si tienes la suerte de ganar un puesto de trabajo, ¡enhorabuena!, pero todavía te queda mucho por aprender, por mejorar y por seguir profundizando en muchísimos aspectos musicales. Ganar una plaza no es el final del camino.

  • Si quieres tener un buen sueldo trabajando poco, deja de estudiar música.

Un músico profesional no trabaja poco. Un músico profesional dedica varias horas diarias a mantenerse en forma, a prepararse para la interpretación, a mejorar individualmente para ser capaz de aumentar la calidad del grupo. Un músico profesional se pone metas para desarrollar sus facetas cada día. Además, claro está, tiene sus horas de ensayo con la orquesta o de clase.

  • Si quieres una estabilidad y no te gusta la incertidumbre, deja de estudiar música.

Hoy en día, la estabilidad es un lujo que pocos músicos se pueden permitir. Ojalá seas uno de esos que ha conseguido una plaza fija en una orquesta o conservatorio, pero lo más normal es tener una situación laboral llena de incertidumbres a medio plazo. ¿Acaso sabes si el próximo curso seguirás dando clase en la misma escuela de música? ¿Sabes si dentro de 3 meses te continuarán llamando de bolo de la orquesta en que trabajas ahora?

¡Aprende a promocionar tu proyecto musical!

ebook-marketing-musical

7 claves del marketing musical

Descarga GRATIS ahora mi ebook 7 claves del marketing musical y descubre cómo promocionar tu proyecto musical.

user
envelope
  • Si quieres disfrutar de los días festivos, deja de estudiar música.

La profesión de músico tiene, o debería tener un fin social, por lo que vas a tener que trabajar cuando todo el mundo está de fiesta o vacaciones. La música acompaña todos los eventos festivos y, donde hay música, hay músicos. Y esperemos que eso dure por mucho tiempo.

  • Si quieres acomodarte y despreocuparte del trabajo, deja de estudiar música.

Si estás dedicando todos tus esfuerzos en conseguir un trabajo relacionado con la música, ¿de verdad vas a “dejarte” cuando lo consigas? En cualquier trabajo es importante reciclarse y estar al día de lo que ocurre en el sector, pero en el ámbito de la música es imprescindible. Como comentábamos más arriba, el músico profesional dedica mucho tiempo cada día en mantenerse en forma.

  • Si crees que la perfección existe, deja de estudiar música.

Y recuerda, siempre se puede hacer mejor, siempre se puede profundizar más en la interpretación musical y siempre se puede comunicar mejor las ideas musicales para que el público sienta lo que queremos transmitir, así que la perfección, en música, está lejos de existir ¿no crees?

  • Si eres individualista y no sabes adaptarte a las necesidades de un colectivo, deja de estudiar música.

Ser músico profesional implica trabajar con otros músicos. Pocos músicos llegan a vivir de su carrera como concertistas , y aún éstos deben compartir en muchas ocasiones el escenario con otros músicos. El músico profesional debe aprender a relacionarse dentro de un grupo y de sumar al conjunto, evitando las individualidades y la lucha de egos, que jamás lleva a ningún buen puerto.

  • Si no quieres exponerte a las opiniones, positivas o negativas, del público, deja de estudiar música.

Y sí, ser músico implica estar expuesto al qué dirán, a la opinión – a veces positiva y a veces crítica – del público. Pero también de los compañeros. Muchas veces nos olvidamos de lo difícil que es dedicarse a esto y criticamos sin tener en cuenta el valor que tenemos por superar todos nuestros miedos y salir al centro del escenario y tocar, cantar… comunicarnos con el público y hacer magia. Porque los músicos somos capaces de transmitir emociones a través de “cacharros” de metal y madera. Somos unos verdaderos artistas.

Deja de estudiar música

Si después de leer lo que es y lo que no es ser músico profesional todavía tienes ganas de dedicarte a ello es que realmente amas la profesión, así que nunca dejes de estudiar música.

Y si no te quieres dedicar profesionalmente, también debes estudiar música. ¿Sabes todos los beneficios que tiene?

[alert_green] ¿Te gusta la música, el marketing o las redes sociales? ¿Quieres recibir todas las novedades de mi blog? ¡Suscríbete ahora!

[/alert_green]

Miguel Galdón
miguel.galdon.perez@gmail.com

Soy una persona inquieta, en busca de nuevos retos y proyectos que me ayuden a desarrollarme como profesional. ¿Charlamos?

No Comments

Post A Comment